A Venus de Marte

A Venus de Marte

 

Despierto y despierto pensando en ti

-Y tú sigues tan bella-

Me visto imaginándote a ti

-Y tú sigues tan bella-

Voy con la mirada baja;

Pienso, trato de dominarme,

De contenerme.

 

No hay otro quehacer para mí

Que desearte y rechazarte.

Lloro, río e imploro.

Medito y trato de que no estés en mi mente.

Pacto hacer otras cosas para olvidarme de ti.

A paso lento voy desahuciado.

Te acepto y te niego.

 

Encuentro mi camino con tu rostro

Rehusándome a tu imagen veo el sol perderse

Mis pies pesados se tambalean

Cuando el recuerdo tu voz escucho a cada espacio.

Cae la noche

¡Está bien, no puedo más, no puedo más!

¡Sucumbo!

Y tú… ¡Estás tan bella!

 

Ivan Palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *