Sabes

Sabes

 

¿Sabes lo que mis ojos sienten al mirarte?

Cuando caminas hacia mí

Al corazón le falta espacio para expresarlo;

Acrecienta su latido, retumba el cuerpo.

Entretelas la sangre se embúllese y acelera el cerebro

Y por un momento en que todo se detiene

No sabe de sí mismo, no haya razón, no piensa.

 

¿Sabes que porta tu gallarda boca?

Aquel líquido divino que emana dentro de ella

Como un licor insaciable que me rebosa de euforia

Y que me navega en ese mundo tuyo de lengua y labios

De mordidas y besos, de fuego y agua.

 

¿Sabes la centella de tus ojos?

Aquella mirada que me penetra en tu ser,

Espectador  de las más alucinantes y deslumbrantes partes de ti,

Ventana de alma de domo delicado que nadie puede pasar

Donde al otro lado solo tú sabes lo que ocurre.

Maravilla infinita al contemplar esos anillos

Donde las corrientes de tu existencia me comparten un poco de sí

Invitándome a viajar junto a ellas y conocer.

 

¿Sabes la pasión que enardece tu carne?

Pasión que llena y me destroza al no poder contenerla.

Universo encarnado en tu sexo,

Misterio de la vida y victoria de la muerte.

Culto a tu piel por cada acaricia dada

Y por cada aroma desprendido de tus poros

Con ese olor tuyo y ese sudor que mi lengua no se cansa de acariciar,

Sal misma que llena mi ser y cura mi insaciable apetito por ti.

 

Flor de mil pétalos cuyo polen recorre mi médula y venas

Germinando en mi corazón y pensamiento

Para crecer durante las horas y días en que te pienso y siento.

 

Sabes…

 

Ahora ya lo sabes.

1 opinión en “Sabes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *